Optimizar la temperatura es de suma importancia en las envolventes y armarios de distribución: las resistencias calefactoras con o sin ventilación STEGO previenen de las bajas temperaturas garantizando la distribución homogénea del aire caliente.

Utilice en armarios eléctricos o envolventes nuestras resistencias calefactoras anticondensación PTC de convección natural, para evitar bajas temperaturas en su equipo y prevenir la formación de condensación.

Además, los termoventiladores (resistencia calefactora en combinación con un ventilador), aseguran que el calor en el interior se distribuya homogéneamente.

A continuación encontraréis un listado de las resistencias destacadas, pero podéis ver la gama completa de productos y ampliar información técnica en el siguiente enlace:


www.stego.de/resistencias-calefactoras-anticondensación
 

PEQUEÑAS RESISTENCIAS CALEFACTORAS SEMICONDUCTORAS

Pequeñas resistencias calefactoras para la aplicación en envolventes de dimensiones reducidas cuando debe evitarse la condensación de agua o hielo manteniendo el interior de la envolvente en óptimas condiciones de temperatura. Las resistencias están diseñadas para un funcionamiento permanente.

RESISTENCIAS CALEFACTORAS DE CONDUCCIÓN

El cuerpo de una resistencia calefactora de convección calienta el aire ambiente inmediato. El aire caliente sube debido al efecto de la convección libre. Este movimiento de elevación permite que el aire ambiental más frío fluya desde la base. El llamado efecto chimenea garantiza la circulación del aire, calentando de forma fiable el espacio de la instalación.

RESISTENCIAS CALEFACTORAS CON VENTILACIÓN

El uso de ventiladores en las resistencias calefactoras aumenta la potencia de salida, proporcionando una distribución del aire más homogénea en el interior de la envolvente. Comparándolas con las resistencias calefactoras de convección, se consigue una mayor capacidad de calentamiento.

RESISTENCIAS CALEFACTORAS ÁREAS CLASIFICADAS PELIGROSAS

Pequeño termostato mecánico compacto que ofrece una alta exactitud de reacción, una reducida diferencia de temperatura de conexión y una larga vida útil (ciclos de conmutación). Este termostato con temperatura clase T6 (60 °C máx.) se utiliza para la regulación de resistencias colocadas en zonas con riesgo y peligro de explosión. El alto rendimiento de conmutación permite el control directo de una resistencia.