STEGO Elektrotechnik GmbH, líder en Gestión Térmica, con sede en Schwäbisch Hall, Alemania, lucha activamente contra los copistas asiáticos de productos. El plagio de un producto STEGO, la resistencia calefactora CS 060, recibió el premio “Plagiarius” por la falsificación más descarada en la feria de bienes de consumo “Ambiente” en Frankfurt, el 9 de febrero del 2018.

Los negocios ilegales de plagio y falsificación son extremadamente lucrativos. La estructura de negocio del perpetrador varía desde competidores poco imaginativos hasta comerciantes sin escrúpulos pertenecientes al crimen organizado. Esto no es nada nuevo para el consumidor final. Lo que es nuevo, sin embargo, es el creciente enfoque de los copistas en productos de alto precio en el sector industrial. Como resultado, medianas empresas de innovación tecnológica de las regiones de Alemania están cada vez más en el foco de los falsificadores de productos.

Este es el caso de STEGO. “Durante años hemos estado luchando activamente contra falsificaciones de nuestros productos. Sin embargo, lo que experimentamos cuando aparecieron copias de nuestra resistencia calefactora CS 060 en el mercado, fue inaudito. El plagio de la CS 060 es una copia exacta de nuestro producto. Incluso el embalaje, la ficha técnica y el manual de instrucciones han sido copiados en detalle”, explica el gerente de investigación y desarrollo Peter Witsch, como razones para la participación en el concurso “Plagiarius”.

El jurado siguió esta evaluación y otorgó al copista chino el premio “Plagiarius”. Desde 1977, Aktion Plagiarius e.V. (una organización contra la falsificación), “honra” a los fabricantes y distribuidores de los plagios y falsificaciones más flagrantes.

El objetivo es desenmascarar las prácticas comerciales de aquellos falsificadores sin escrúpulos que violan la propiedad y lo hacen pasar como su propio logro creativo. Además de aumentar la conciencia pública sobre este complejo problema que a la industria y a los consumidores se refiere de la misma manera. Finalmente, recalcar que en el proceso de presentar un producto al mercado basándose en una idea consume mucho tiempo, es costoso y requiere de habilidades innovadoras.

El Director General de STEGO, el Sr. Elmar Mangold, toma la misma línea de razonamiento en su discurso de agradecimiento en la ceremonia de premios en Frankfurt. “Como desarrollador, me remueve ciertas emociones cuando veo cómo otros abusan de nuestras innovadoras ideas. El planteamiento de desarrollo del CS 060 fue audaz: coger brasa ardiendo, envolverla de manera segura y conseguir generar suficiente calor para calentar un cuadro eléctrico. Esto parece simple, pero no lo es. Alguien que conoce la solución y la copia se ahorra un gran esfuerzo”.

Las falsificaciones son la expresión de la codicia por las ganancias y la falta de escrúpulos. La piratería de productos y marcas se considera, a menudo, como una ofensa trivial, y estos casos se dejan a un lado. Sin embargo, las cifras hablan por sí mismas. Según la Comisión Europea, solo en el 2016 los funcionarios de aduanas europeos incautaron más de 41 millones de bienes con infracción a la propiedad intelectual, con un valor estimado de 670 millones de euros en las fronteras de la UE, y eso es solo la punta del iceberg.

Durante la Feria de Hannover en 2016, STEGO y la Aduana Alemana se enfrentaron a un stand de exhibición de un imitador y lo cerraron por plagio. Los productos de imitación fueron destruidos por las autoridades aduaneras y el expositor fue excluido de la feria. STEGO mantendrá sus ojos abiertos en las consiguientes ferias y actuará contra posibles imitadores y sus falsificaciones.

Galardón PLAGIARIUS 2018

Resistencia calefactora “Touch-Safe” 150W para armarios eléctricos CS 060

Arriba: Original STEGO Elektrotechnik GmbH, Schwaebisch Hall, Alemania

Abajo: Copia Wenzhou Natural Automation Equipment Co., Ltd., Zhejiang, República Popular China

El diseño del producto, que no está limitado por la tecnología, es una copia exacta del producto original. Además, la referencia del artículo de STEGO, los certificados y el manual de usuario, fueron adaptados y dio lugar a confusiones. La calidad y el rendimiento del artículo plagiado es inferior y los estándares de seguridad esenciales que marca la industria eléctrica son violados por la copia.